Este es mi cuento que no es cuento, pero lo cuento tal y como paso: Comenzamos esta historia en un pueblo no muy lejano y no hace mucho tiempo.Allí vivía un hombre conocido y querido por todos, tenía un nieto con el que jugaba al ajedrez, leían cuentos y jugaban juntos con los trenes, pero un día este niño oyó a los mayores que su abuelo estaba enfermo y no lo entendía, decían una palabra muy rara, repetían constantemente ELA, y todos estaban muy tristes.Con el tiempo, ese abuelo no podía mover las manos ni las piernas, así que ya no podía jugar a los trenes, entonces su nieto, al cual le gustaba mucho los juegos de PS4 empezó a chatear con niños de muchas partes del mundo, cada vez, era más difícil poder hablar en todos los idiomas, y cada vez era también más difícil entender a su abuelito, y por ello, junto con sus amigos, en su habitación, comenzó a hacer un grupo de instagram con todos los que estaban conectados. Descubrió que alguno tenía amigos o familia con la misma enfermedad y todos decían que estaban muy asustados porque no sabía lo que le iba a pasar. Unos decían que comían por un tubo, otros decían que no podían moverse. Sin embargo, este niño veía que su abuelo podía mover la cabeza y eso le hacía feliz ya que parecía que estaba mejorando. Además, todas las mañanas salía en su silla de ruedas y le llevaban a todos los lados, incluso a su empresa, a la que no quería nunca dejar de ir. Parecía que quería tener más fuerza que nunca.De repente cuando iba al colegio oyó a sus padres que el abuelo había donado su cerebro a la investigación de la enfermedad, fue entonces cuando pensó en ayudar también.Entre todos los colegas on-line prepararon un grandísimo grupo de niños y niñas que querían participar para investigar la ELA, Chicos y chicas de China preparaban pajaritas de papel, en Rusia gorros de pieles, en Africa leones de madera ,todas estas cosas se vendían en una página de venta on-line y con todo lo que se ganaba hacían una trampa haciéndose pasar por mayores y mandaban el dinero a los mejores médicos de todas las partes del mundo para buscar una cura.Entenderse era cada vez más complicado, los idiomas no podían traducirlos todos con internet, un chico que tenía 18 años que estaba en el grupo y vivía en Nueva York invento un código de letras y números para que todos pudieran hablar ese mismo idioma, a partir de ese momento todo era más fácil para preparar fiestas, campeonatos de PS4, partidos de futbol y todo lo posible para conseguir dinero para la investigación, más de 15000 personas y 60 de ellas enfermas de lo mismo ,estaban organizando todo de tal forma que cada vez eran más los participantes, ya había famosos, médicos,youtubers, pilotos, conductores de tren y mucho más, el niño todavía no había dicho nada a su abuelo de lo que está pasando aunque ya no podía hablar.Era primeros de diciembre cuando el YouTube elrubiusOMG público un video en el laboratorio de investigación. Eureka las pruebas estaban funcionando pero solo se podían probar en un hospital del mundo, entonces se acordó que cuando miraba el Facebook de su madre, siempre compartía cosas de un grupo que se llamaba Plataforma de afectados contra el ELA, y una fundación de un Señor que estaba haciendo muchas cosas para la investigación, así que a escondidas, entró en el teléfono de su madre, creó una cuenta, cuando sus padres lo descubrieron le riñeron mucho, e intentaron convencerle de que no siguiera con este asunto.Sin embargo, no hizo caso y el 15 de diciembre pudo convencer a un médico de Madrid por instagram de que trajeran la cura aquí.Esta cura tenía un problema, solo podía utilizarse un día porque si no se estropearía, así que decidieron que el mejor día sería el 24 de diciembre para poder celebrar juntos la Navidad, este mensaje empezó a correr por todas las redes sociales del planeta.Se prepararon autobuses, aviones, trenes, todo el mundo venia gratis con sus familias y adornos de navidad. Sacos de dormir, mantas y todo lo necesario para que estuvieran felices todos los enfermos.Llego el 24 de diciembre, ya todo el mundo estaba aquí, cada enfermo se puso su inyección y el polideportivo donde todos dormían era el mejor decorado navideño del mundo con cosas de todos los países, era la mejor navidad de la historia, solo se oían risas.Cuando el niño miró a su alrededor vio colores y felicidad y también un tren de juguete, así que fue corriendo a buscar a su abuelo y pudo volver a jugar con él.Pensó, mirando a sus ojos, que los milagros existen, los milagros pueden cumplirse y que cada uno de nosotros puede participar para hacer que se hagan realidad.