«La vida merece la pena, incluso cuando parece que todo se derrumba. Basta valorar lo esencial