La joven empresa extremeña Komvida se ha sumado a la Fundación Luzón en la lucha contra la ELA. Para ello, destinarán el 10 % de las ventas online de una sus bebidas más exitosas Greenvida a apoyar la labor de la Fundación Luzón y, así, contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas afectadas por la ELA e impulsar la investigación en esta enfermedad.

Komvida es una startup nacida en Fregenal de la Sierra, un pueblo de Badajoz de no más de 5.000 habitantes, dedicada a la producción y distribución de kombucha, una bebida probiótica a base de té, agua, azúcar de caña, y scoby. Y es el scoby, esa palabra que no somos capaces de resolver de la ecuación sin un poco de ayuda, donde está la clave de este refresco que cada día está conquistando a más adeptos. El scoby es, técnicamente, una simbiosis de bacterias y levaduras; consume el azúcar prácticamente en su totalidad, produciendo una bebida de delicadas burbujas naturales de la fermentación.

Greenvida es una de las kombuchas originales con las que arrancó la andadura de Komvida, y está realizada con té verde. Esta kombucha ayuda a la digestión, al sistema inmunológico, a la flora intestinal y, además, es antioxidante. Con la colaboración entre Komvida y la Fundación Luzón este refresco suma dos propiedades más a su ya amplia lista de beneficios, ayuda a mejorar la calidad de vida de las personas afectadas por la ELA y a seguir investigando en esta enfermedad.

Si quieres sumarte al movimiento #UnaGreenvidaporlaELA puedes adquirir tus packs de Greenvida o combinarla con otros de los diversos sabores que desde Komvida ofrecen, a través de su tienda online.