Margarita Salas Falgueras (Canero, 1938), ha fallecido hoy en Madrid a la edad de 80 años. La bioquímica española fue una de las científicas más destacadas a nivel internacional. Entre sus mayores contribuciones científicas destaca la determinación de la direccionalidad de la lectura de la información genética, durante su etapa en el laboratorio de Severo Ochoa, y el descubrimiento y caracterización de la ADN polimerasa del fago Phi29, que tiene múltiples aplicaciones biotecnológicas debido a su altísima capacidad de amplificación del ADN. Este descubrimiento pionero resultó básico en la replicación del ADN y supuso una importante contribución no sólo en el ámbito más teórico de la ciencia, sino en otros más prácticos como las terapias génicas.

Margarita Salas perteneció a varias de las más prestigiosas sociedades e institutos científicos nacionales e internacionales, colaborando y siendo miembro del consejo editorial de importantes publicaciones científicas. Ha obtenido diferentes galardones, siendo nombrada Investigadora europea 1999 por la Unesco y recibió el Premio Rey Jaime I de Investigación en 1994. Fue nombrada directora del Instituto de España (1995-2003), organismo que agrupa a la totalidad de las Reales Academias Españolas. Fue miembro de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, de la Real Academia Española,​ de la Academia Europea de Ciencias y Artes, de la American Society for Microbiology y de la American Academy of Arts and Sciences, entre otras.

En mayo de 2007 fue nombrada miembro de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, convirtiéndose así en la primera mujer española que entra a formar parte de la institución. Además, en 2016 se convirtió en la primera mujer en recibir la Medalla Echegaray, otorgada por la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales. Su prestigio internacional ha sido tal que en 2018 fue incluida en la La Tabla Periódica de las Científicas para conmemorar en el 2019 el Año Internacional de la Tabla Periódica de los Elementos Químicos, por celebrarse el 150º aniversario de la publicación de Mendeléyev.

Margarita Salas formaba parte del Comité Científico de la Fundación Francisco Luzón. Desde la Fundación lamentamos su pérdida y queremos aprovechar esta ocasión para, una vez más, reconocer su aportación a la labor investigadora que impulsamos.