fbpx <

 

En la era en la que se está despertando la conciencia ecológica y se remarca la importancia de reciclar recursos, el mundo sanitario se está contagiando de esta filosofía. Y para bien.

El desarrollo de una terapia es un proceso largo, complicado y terriblemente caro. No es de extrañar por lo tanto que se esté implantando de una manera cada vez más amplia el reciclaje de fármacos. Pero no, no hablamos de que las pastillas caducadas vuelvan a la cadena de producción y se empaqueten de nuevo para venderse otra vez. De lo que hablamos es que los fármacos desarrollados para una patología se usen para tratar otra que puede ser muy distinta.

Recientemente, la empresa americana IA Therapeutics ha comenzado ensayos clínicos de un fármaco que han llamado LAM-02 para el tratamiento de cierto tipo de cáncer. En la fase 1 han mostrado que es seguro y bien tolerado, así que seguirán adelante con el desarrollo de esa terapia anticancerígena. Así lo indican en un comunicado de prensa.

La peculiaridad de esta empresa es que tiene un sistema de inteligencia artificial que llaman “Angel Guardián” y que usa un algoritmo que predice nuevos tratamientos para múltiples enfermedades. En el caso de LAM-02, este sistema alertó de que podría tener también un efecto beneficioso en el tratamiento de la ELA.

Ante estos datos informáticos, se pusieron en marcha estudios preclínicos que confirmaran esta hipótesis. La información indicaba que el efecto de esta terapia estaría dirigido a los problemas causados por la mutación C9orf72. Esta mutación está en un porcentaje bastante alto de enfermos de ELA. Para los experimentos han usado por lo tanto cultivos celulares con esta situación genética y se ha confirmado que la inteligencia artificial marcó una buena diana.

Animados por los datos están ahora preparando un ensayo clínico en fase 2 para enfermos de ELA. Esto ahorra tiempo y costes. Si demuestran el beneficio de esta terapia, su desarrollo habrá sido mucho más rápido que si se hubiera investigado desde 0. Es una estrategia que podría ayudar a que el número de posibles terapias aumente a un ritmo mucho mayor que el que ha habido hasta ahora. El reciclaje en la industria farmacéutica podrá dar buenos resultados en un futuro que esperemos sea corto.

Privacy Preference Center