¿Cómo serían las terapias para la ELA basadas en Células Madre?

por | 17 Feb 2022

Subscríbete a nuestra newsletter

La posibilidad de conseguir células madre desde tejidos adultos supuso el premio Nobel de Fisiología y Medicina de 2012. Se consiguieron las llamadas células madre inducidas. Además existen métodos para reprogramarlas y promover que se diferencien en un tipo celular específico. 

Una de sus aplicaciones es el tratamiento de la ELA, que se divide en dos ramas. La primera, se basa en reemplazar las neuronas dañadas por unas nuevas y sanas. Las motoneuronas (MN), el tipo de neurona dañado en la ELA, tiene una característica remarcable. Aunque sus núcleos se encuentran en el cerebro o la médula, extienden sus proyecciones hasta llegar al músculo al que mandarán la señal para que se contraiga. Esto quiere decir que las prolongaciones pueden llegar a tener una longitud de más de un metro. Se conocen formas de cultivar MNs pero sería necesario que las nuevas MNs trasplantadas recorrieran el mismo camino para llegar a los músculos que deben. 

Desgraciadamente, los ensayos en ratón han demostrado que por ahora, al intentar trasplantar nuevas MNs, éstas fallan en integrarse en los circuitos neuronales y no pueden reemplazar a las MNs dañadas. No solo eso, las MNs trasplantadas no sobreviven mucho tiempo. Hay trabajos contradictorios sobre esta estrategia, por lo que es necesario estudiarla más para poder llevarla a la clínica. Por eso las terapias basadas en células madre para la ELA se han centrado en otra vía.

La otra estrategia consiste en generar tipos celulares que puedan proteger a las MNs del daño. Existen otras células en el sistema nervioso, como las interneuronas, los astrocitos o los oligodendrocitos. Trasplantar estos tipos celulares ha demostrado en modelos animales que evita el daño sobre las MNs mediante la liberación de determinados factores y/o reduciendo los efectos tóxicos de la inflamación. Así, la degeneración de las MNs se ralentiza. Los estudios realizados hasta ahora en ratas han demostrado que, además, la fase de la enfermedad y el lugar en el que se realiza el trasplante, son relevantes para la supervivencia de las nuevas células. Por tanto, serán necesarias investigaciones para averiguar cuáles son los lugares y momentos más adecuados para su aplicación en el tratamiento de la ELA. 

Se están realizando algunos ensayos clínicos basados en este concepto (NCT02478450, NCT03296501, NCT03482050, NCT02290886). Se llegó a hacer un ensayo clínico en fase III,  NurOwn (NCT03280056),  que se demostró era un método seguro que parecía ayudar a aquellos pacientes con una ELA menos severa pero los datos eran insuficientes para su aprobación

Sin embargo, a pesar de lo prometedora que sería esta terapia, se mantiene un enorme riesgo. Si se está promoviendo que unas células se dividan para poder acumular las suficientes y que sean trasplantadas, existe la posibilidad de que su división sea incontrolable y se desarrollen tumores. Por tanto, es necesario adecuar los procedimientos para que esto no suceda. Otro de los principales problemas de las terapias basadas en células madre radica en su obtención. Extraerlas de embriones supone un problema ético y seguiría siendo difícil obtener la cantidad necesaria de células. La generación de células madres inducidas solventa estos problemas, pero genera otros nuevos ya que obtenerlas es muy costoso en términos de tiempo y dinero. Por ello, se está trabajando en la creación de bancos de líneas de células madre reprogramadas, proyecto que sigue en activo. De esta manera se pretende continuar investigando en el abanico de posibilidades que ofrecerían las terapias basadas en células madre.

Por tanto, obtener las suficientes células, que sean del tipo deseado, la dificultad para que las nuevas MNs extiendan apropiadamente sus prolongaciones, el bajo éxito de injerto y la baja tasa de supervivencia de las células después del trasplante, suponen de los mayores impedimentos para el traslado de este tipo de terapia a la aplicación clínica. Pero se sigue trabajando duramente en este campo, por lo que es posible que veamos estas células siendo probadas en ensayos clínicos que sean exitosos en un futuro próximo.

Referencia: Liu B, Li M, Zhang L, Chen Z, Lu P. Motor neuron replacement therapy for amyotrophic lateral sclerosis. Neural Regen Res. 2022 Aug;17(8):1633-1639. doi: 10.4103/1673-5374.332123. PMID: 35017408.

¿Quieres ser parte de la solución?