Resultados del Ensayo Clínico de «Masitinib» combinado con «Riluzole» para el tratamiento de la ELA

por | Jul 16, 2019 | Investigación

Masitinib es un medicamento cuyo principio activo mostró unos resultados muy prometedores en ensayos preclínicos. Su mecanismo de acción se establece a través de la neuroprotección por sus propiedades inmunomoduladoras.  Recientemente, se ha publicado el resultado del ensayo clínico (NCT02588677) de fase II/III aleatorizado, con doble ciego y con control de placebo que se realizó durante 48 semanas de tratamiento entre 2013 y 2016. En este ensayo participaron 394 pacientes de 9 países y la medición primaria que se estudió fue la progresión en la ALSFRS-R desde la línea basal a la semana 48, con medidas intermedias a las semanas 4, 8, 12 y cada 12 semanas de ahí en adelante.

Proceso y progreso del ensayo clínico

Los pacientes fueron divididos en un grupo (131 personas) de tratamiento de Masitinib a 3.0mg/kg/d, otro (130 personas) con Masitinib 4.5mg/kg/d y un tercero (133 personas) que recibió placebo. Los tres grupos tomaban también Riluzole (100mg/d).

En el análisis de eficacia primaria se determinó que hubo un 27% de ralentización en la escala ALSFRS-R a las 48 semanas de seguimiento para la población de progresión normal (progresión de menos de 1.1puntos/mes en la escala ALSFRS-R) con mayor concentración de medicamento. Todos los análisis predeterminados de sensibilidad en el marcador primario fueron estadísticamente significativos. Esto se completó con análisis de sensibilidad adicionales usando los métodos recomendados por la EMA (Agencia Europea del Medicamento) y los resultados fueron convergentes con el análisis primario.

Dentro del análisis secundario de eficacia cabe destacar que, considerando una población más amplia que incluye pacientes con progresión normal y rápida, no se alcanzó una diferencia significativa en la ALSFRS-R. Pero en pacientes con progresión normal, los efectos del tratamiento que resultaron positivos se ven apoyados también por el beneficio positivo en varios marcadores secundarios.

Los pacientes de progresión normal mostraron un menor deterioro en su calidad de vida según la escala ALSAQ-40, con una diferencia entre los grupos de tratamiento y control del 29%. En cuanto a la capacidad respiratoria, medida por la FVC (Forced vital capacity), los pacientes con tratamiento mostraron un menor deterioro del 22% y, además, había un significativo retraso del 25% en la supervivencia de progresión libre, que es un marcador importante reconocido por la EMA para justificar el registro de un medicamento para la ELA.

El análisis exploratorio de los subgrupos de pacientes indica que una mayor mejoría sería posible al iniciar el tratamiento en los estadios menos severos de la enfermedad. Una posible explicación de la menor susceptibilidad de los pacientes con progresión rápida a este tratamiento es que la rápida pérdida de motoneuronas necesitaría de una intervención más temprana. Aunque no hay que descartar que las diferencias entre pacientes con progresión rápida y normal pueden estar debidos a condiciones genéticas que provoquen diferentes formas de ELA desde el punto de vista fisiopatológico y esa sea la causa de la diferente eficacia en estos grupos de pacientes.

En cuanto al análisis de la seguridad del fármaco, se encontró que su seguridad es aceptable y consistente con los datos que ya se tenían de su perfil de riesgo.

Próximos pasos: Ensayo Clínico Fase III 

Para poder confirmar los datos encontrados, se espera iniciar un estudio confirmatorio mediante un ensayo clínico de fase III. Este estudio ha sido validado por la EMA y se espera que se inicie a finales de este año. Con esto se quiere generar una nueva solicitud de autorización como terapia del Masitinib para la ELA en la EMA, que tendrá datos más robustos y completos ya que en 2018 rechazaron la solicitud que se realizó. El nuevo ensayo incluirá 500 participantes de 50 centros médicos.

0 comentarios