Los EPIs: Equipos de Protección Individual

por | May 6, 2020 | Uncategorized

Ya hemos señalado que una de las principales medidas para evitar el contagio del COVID-19 es el uso adecuado de los EPIs. Pero, ¿Cuáles de ellos son importantes? ¿Qué tipo elegir? Es necesario tener información clara al respecto. Pero una cuestión importantísima es que los EPIs no pueden ser nuestra única barrera frente al contagio. Hay que seguir todo el resto de recomendaciones como el distanciamiento social y la higiene.

Las mascarillas: Comencemos con el que toda la comunidad sanitaria señala como el más relevante, las mascarillas. Está comprobada su eficacia para minimizar el contagio.

Hay muchos tipos de mascarillas con características diferentes. ¿Cuáles me servirán? Exponemos aquí ciertas características clave de los tipos de mascarillas más habituales.

  • Las mascarillas quirúrgicas:

La mascarilla quirúrgica está diseñada para evitar que quien la porta pueda contaminar a las personas de su entorno. Su tejido recoge las microgotas que podríamos exhalar, pero es más difícil que retenga todas las partículas existentes en el ambiente cuando inhalamos, ya que no sella su perímetro.

  • Las mascarillas FFP1

Tienen un 78% de eficacia de filtración mínima, 22% de fuga hacia el exterior. Protege de residuos no tóxicos y no fibrogénicos de polvo o aerosoles. Impide que se inhalen estos y los olores molestos.

  • Las mascarillas FFP2

Su eficacia es del 92% de filtración mínima y tienen un 8% de fuga hacia el exterior. Igual que las FFP1, ofrece protección frente a residuos no tóxicos, pero sí protege frente a elementos fibrogénicos. De esta manera, impide que inhalemos fluidos tóxicos de polvo, aerosoles y humos.

  • Las mascarillas FFP3

Presenta una eficacia de filtración mínima del 98% y un 2% de fuga hacia el exterior. Son eficaces contra distintos tipos venenosos y tóxicos de polvo, humo y aerosoles. Además, son eficaces contra bacterias, virus y esporas de hongos.

Las mascarillas pueden además llevar filtro o no. Las que llevan filtro, independientemente de su clasificación FFP, protegen del contagio, pero no de contagiar al resto. Las que no tienen filtro sin embargo, protegen tanto de ser contagiados como de que nosotros contagiemos al prójimo. Desde la Organización Mundial de la Salud, las mascarillas homologadas que se recomiendan como protección contra el COVID-19 son las clasificadas como N95. Las equivalentes a este clasificación son la FFP2 y la FFP3. Sin embargo, en una situación en la que no hay sospecha de que ninguna persona presente pueda estar contagiada, el uso de mascarillas de tipo quirúrgico será suficiente.

Desde la Organización Mundial de la Salud, las mascarillas homologadas que se recomiendan como protección contra el COVID-19 son las clasificadas como N95. Las equivalentes a este clasificación son la FFP2 y la FFP3. Sin embargo, en una situación en la que no hay sospecha de que ninguna persona presente pueda estar contagiada, el uso de mascarillas de tipo quirúrgico será suficiente.

Los guantes:

Son un artículo que resulta importante cuando se necesita hacer manipulaciones próximas a las mucosas, pero su uso tiene que llevar una serie de condicionantes importantes.

  • Su uso en la calle no ofrece protección por si misma.
  • Usarlos por mucho tiempo hace que se llenen de suciedad, se contaminen y pasen a ser un elemento que favorece el contagio en lugar de prevenirlo.
  • La OMS ha advertido de que la falsa sensación de seguridad que transmite su uso hace que se dejen de lado otra serie de medidas de protección que no hay que abandonar.

Es importantísimo recordar que hay que lavarse las manos antes y después de su uso.

EPIs para profesionales:

Los profesionales que atienden a los enfermos de ELA como son los cuidadores, fisioterapeutas y logopedas, tienen que extremar las precauciones que toman y, por lo tanto, es aconsejable que, a los EPIs anteriores, sumen medidas extra.

Pantallas protectoras.

Su uso limita el alcance de pequeñas partículas que se emiten al hablar, toser y de posibles salpicaduras de fluidos. En combinación con las mascarillas ofrecen una barrera extra de protección.

Ropa de protección biológica.

Su uso está recomendado solo en caso de alto riesgo de contagio por parte de los profesionales. Se recomienda que la ropa de protección biológica sea desechable ya que presenta la ventaja de que al eliminarse se evitan fuentes de posible contagio que pudieran aparecer en el caso de que la desinfección del equipo no se realizase correctamente. Para usarlo es muy importante seguir unos protocolos para ponérselo y quitárselo correctos, de otra forma pierden su eficacia.

0 comentarios

Descargar materiales

Contacto de prensa

Daniel González Pérez 
Responsable de Marketing, Comunicación y Digital
(+34) 91 447 56 77 / 659 906 792
comunicacion@ffluzon.org

Lorenzo Herrera Sánchez
Responsable de Captación de Fondos y Prensa
(+34) 91 447 56 77 / 659 906 792
colabora@ffluzon.org

Recursos Gráficos

Recursos Audiovisuales