Identifican nuevas células involucradas en el desarrollo de la ELA

por | Jul 22, 2020 | Investigación

Ya hemos comentado previamente que en la ELA no son únicamente las motoneuronas las células que juegan un papel en el desarrollo de la enfermedad. Aunque el efecto de los problemas celulares y fisiológicos que conducen a la ELA se manifiestan en la pérdida selectiva de motoneuronas, el resto de células no están exentos de cambios.

Para profundizar en la comprensión de qué cambios se producen en el sistema nervioso, un grupo de investigadores de Barcelona ha comparado muestras de enfermos de ELA con individuos sanos. En esta comparación se han centrado en cambios genéticos. En su proyecto han llegado a interesantes resultados que ayudarán a desarrollar nuevas terapias.

Los cambios genéticos pueden ser de dos tipos. En la primera categoría se incluirían los cambios genéticos que son mutaciones. Esto es, los cambios en la secuencia de los genes. En la segunda categoría se incluyen los cambios en la actividad de los genes, aunque no cambie su secuencia. En este proyecto se ha enfocado en esta segunda categoría de cambios genéticos. Han buscado que genes cambian su actividad en los enfermos de ELA. 

Cuando han comparado muestras de enfermos de ELA y muestras de individuos sanos, ven que hay genes con una actividad diferente en ambos grupos. En concreto, identificaron 167 genes que tenían más actividad y 40 que tenían menos actividad en los enfermos de ELA.

Como cada célula tiene una combinación exclusiva de genes activos, comprobaron que los cambios de actividad genética se relacionaban con un tipo de células concretas. Las células identificadas en esta investigación son un tipo concreto de microglía llamadas Mic1. La microglía incluye varios tipos celulares que sirven de soporte a las neuronas, les facilitan el acceso a nutrientes y actúan como el sistema inmune propio del cerebro.

Analizando los datos, detectaron también que había cambios en genes que se relacionaban con ciertas funciones. Destacaban el grupo de genes relacionado con la actividad sináptica y el grupo de genes relacionados con la inflamación.

Este estudio indica que las células Mic1 juegan un papel importante en los procesos de inflamación observados en la ELA y en la pérdida de sinapsis. Con estos datos se podrá avanzar en localizar nuevos mecanismos y dianas terapéuticas para buscar soluciones para la ELA.

0 comentarios

Descargar materiales

Contacto de prensa

Daniel González Pérez 
Responsable de Marketing, Comunicación y Digital
(+34) 91 447 56 77 / 659 906 792
comunicacion@ffluzon.org

Lorenzo Herrera Sánchez
Responsable de Captación de Fondos y Prensa
(+34) 91 447 56 77 / 659 906 792
colabora@ffluzon.org

Recursos Gráficos

Recursos Audiovisuales