Encuentran un nuevo mecanismo para entender el papel de TDP-43 en el desarrollo de la ELA

por | Jul 28, 2020 | Investigación

Entre los diferentes factores celulares relacionados con la ELA hay uno que se observa en más del 90% de los pacientes, la acumulación de la proteína TDP-43 en agregados dentro de las células nerviosas. Esta proteína funciona ayudando a convertir la información que hay en el ADN en proteínas que mantienen las funciones celulares. Normalmente se localiza en el núcleo de las células y allí actúa.

En el caso de los enfermos de ELA, se observa que hay una acumulación de TDP-43 fuera del núcleo celular. Además, esa proteína ya no se encuentra libre sino agregada. Esta agregación se cree que interfiere con diversas funciones de las células. Al dejar de funcionar correctamente por este y otros factores, la motoneurona se degrada. Pero aún se desconoce mucho de los mecanismos por los cuales estos agregados afectan a la funcionalidad celular.

Otro fenómeno relacionado con la ELA es la actividad de secuencias en el ADN cuyo origen es vírico. Hay unos tipos de virus que, cuando infectan una célula introducen su ADN en los cromosomas. Y ese ADN vírico puede quedar atrapado en el hospedador y pasar a ser una parte más de la información genética del organismo infectado. Es un fenómeno que ocurre en todas las especies vivas. Todos nosotros tenemos fragmentos de ADN que provienen de un virus que infectó a algún ancestro hace miles de años.

Esos fragmentos de ADN suelen tener una actividad muy baja. De hecho, forman parte de lo que se denominó ADN basura. Pero en los enfermos de ELA se ha visto que presentan niveles de actividad más altos de lo normal. Se desconoce cual puede ser su impacto en el progreso de la enfermedad o si podrían relacionarse con su inicio. Pero se ha observado que su activación provoca neurodegeneración. De hecho, hay ensayos clínicos tratando de ver si bloqueándolos se controla la evolución de la ELA.

En una reciente publicación, un grupo de investigadores italianos ha dado algunos pasos importantes para comprender mejor estos mecanismos celulares. Para sus estudios han usado moscas del vinagre (Drosophila melanogaster) con una mutación en TDP-43 que se relaciona con la ELA.

En su proyecto encuentran que estas moscas mutantes presentan agregados de TDP-43 igual que los pacientes de ELA. Y ven como también se activan esas secuencias de origen vírico (que llaman RTE), que también existen en la mosca aunque no sean las mismas que las que hay en humanos.

Los resultados del proyecto mostraron también como TDP-43, cuando no está mutado, baja los niveles de activación de las RTE. Y han podido comprobar que esto lo consiguen actuando sobre otra proteína llamada Cdr-2. Con estos resultados han conseguido ampliar las opciones para buscar terapias nuevas. Al conocer un mecanismo más que juega un papel en el desarrollo de la enfermedad, se pueden identificar dianas terapéuticas más adecuadas.

0 comentarios

Descargar materiales

Contacto de prensa

Daniel González Pérez 
Responsable de Marketing, Comunicación y Digital
(+34) 91 447 56 77 / 659 906 792
comunicacion@ffluzon.org

Lorenzo Herrera Sánchez
Responsable de Captación de Fondos y Prensa
(+34) 91 447 56 77 / 659 906 792
colabora@ffluzon.org

Recursos Gráficos

Recursos Audiovisuales